Cómo utilizar las palabras clave en tu estrategia SEO

 
 
Foto:  STIL

Foto: STIL

En la primera parte de nuestra serie sobre palabras clave repasamos cómo encontrar las que son más relevantes para nuestro negocio y que ahora podemos utilizar en nuestra estrategia de posicionamiento SEO. El uso de palabras clave en varias secciones de tu página web, tanto si publicas contenido regularmente como si vendes productos físicos, le dice a los buscadores que tu contenido es relevante y que debe aparecer entre los primeros resultados de búsqueda.

Usar palabras clave en nuestra táctica es como tejer una red de términos por toda tu web para que tanto los buscadores como los usuarios sepan claramente qué hay en tu página. Cuanto más claro sea, mejor funcionará tu estrategia.

Donde utilizar las palabras clave en tu web:

Tu dominio

Este es un paso que ignoramos muchas veces pero elegir el dominio web correcto puede favorecerte en los resultados de búsqueda. Al utilizar palabras clave en tu dominio, los usuarios saben inmediatamente si tu negocio tiene la respuesta a lo que buscan. Si tienes dificultad para concretar el dominio para tu empresa, empieza por aquí.

Título de las principales páginas

Asegúrate de que los títulos de tu portada, blog, tienda… contienen tanto el nombre de tu negocio como la principal palabra clave que lo define.

Meta descripciones

Las meta descripciones son los párrafos que aparecen en los resultados de búsqueda justo debajo del título del enlace. Es una oportunidad excelente para añadir información con palabras clave sobre tu negocio, lo que vendes o lo que puedes solucionar para tus clientes. Aquí te contamos cómo redactarlas.

Como muchos usuarios son alérgicos a los anuncios de pago que aparecen en la parte superior de las búsquedas y prefieren los resultados orgánicos, tu meta descripción es la oportunidad de seducirles y conseguir que hagan clic en tu enlace. Asegúrate de que contiene tus palabras clave.

Títulos

Están identificado como los títulos H1, H2 y H3 y Google los rastrea para descubrir de qué estás hablando en un texto o cómo está organizada una página cualquiera. Puedes aprovecharlos para incluir tus palabras clave y comunicar al buscador la utilidad de tu contenido.

Cuerpo del texto

Aquí puedes utilizar los términos de tu lista y otros sinónimos que te ayuden a referirte constantemente a contenido relevante sin usar siempre las mismas palabras. Recuerda que la clave es la utilidad del contenido para tus lectores y clientes, por lo que el lenguaje debe mantenerse fluido y claro.

En los enlaces

Puedes aprovecharlos de dos maneras:

  • Cuando escribas un enlace en un texto que vaya a otra de tus páginas (interno) o a una de otra web (externo), utiliza palabras clave que definan claramente lo que el usuario va a encontrar cuando haga clic en ese link.

  • Cuida los enlaces. Usa palabras clave solo cuando sean imprescindibles e intenta alternar los términos que enlazas a otras páginas web para evitar una penalización de Google, que valora negativamente la repetición de palabras clave para enlazar a los mismos sitios.

Productos

Las descripciones de los productos y servicios de tu página web también aparecen en los resultados de búsquedas. Asegúrate de que tanto el título como la descripción incluyen algunas de tus palabras clave principales y una llamada a la acción clara.

Pie de Página

El pie de página de la web suele desaprovecharse pero es en realidad un espacio primordial porque aparece en todas y cada una de las páginas, lo que hace que sea más visible para los buscadores si lo utilizas de la manera adecuada.

ALTERNA PALABRAS CLAVE CON OTRAS “LONG-TAIL”

Es importante que el contenido de tu web cuente con las palabras clave esenciales, pero también es perfectamente posible incluir demasiadas y acabar recibiendo una penalización por parte de Google.

Deja que el contenido respire empleando sinónimos y frases similares en el cuerpo del texto de las páginas principales así como en las entradas del blog.

Una de las mejores formas de encontrar sinónimos de tus palabras clave principales es concentrarse en frases que describen el por qué de tu negocio y su contexto. Por ejemplo, en vez de utilizar “ranking de SEO”, podemos emplear “posicionamiento” o “visibilidad en buscadores”. Usa estas alternativas para aligerar el contenido y que sea más fácil de leer.

Si buscas una herramienta para identificar palabras clave “long-tail”, te recomendamos WordTracker.

 
 
 
MarketingpletoricaSEOComentario