Cuándo y por qué cambiar de dominio

 
Una mujer trabaja con su ordenador en la cafetería  Stonehouse Coffee & Bar  de Austin, United States. Foto:  Christin Hume

Una mujer trabaja con su ordenador en la cafetería Stonehouse Coffee & Bar de Austin, United States. Foto: Christin Hume

Modificar la dirección de nuestra página web es un proceso delicado. Una de las mayores preocupaciones que pueden surgir es que el cambio de dominio conlleva la pérdida de tráfico a nuestra web así que, ¿por qué hacerlo?

Aunque puedas perder usuarios de manera temporal y perjudique a tu ranking en resultados de búsqueda, al cambiar el dominio puedes cosechar beneficios a largo plazo que compensen este primer impacto.

Hemos recopilado una lista de pros y contras que te pueden ayudar a tomar la mejor decisión para tu negocio.

Ventajas de cambiar de dominio

ATRAE NUEVOS CLIENTES

Han pasado unos años desde que lanzaste tu empresa, el negocio ha crecido y te has adaptado a tendencias actuales que no pudiste adelantar cuando compraste tu primer dominio. Es decir, el nombre actual se ha quedado “pequeño” y ya no refleja todos los servicios que ofreces o el sector en el que opera tu empresa, por lo que es necesario mudarse a un dominio que ofrezca menos restricciones. Por ejemplo, llevas una tienda online llamada yogaclothes.com que vende ropa deportiva y los usuarios pueden pensar que solo ofreces prendas para practicar yoga. Al cambiar tu dominio a moveapparel.com podrás aumentar tus oportunidades de mercado y atraer a nuevos clientes.

APROVECHA LA FUERZA DE TU MARCA PERSONAL

Proveedores de servicios en internet y profesores de clases online muy especializados suelen encontrarse con que la marca de su empresa cada vez está más vinculada a su nombre y apellido. Esto se puede adivinar al ver que el tráfico desde buscadores está repartido entre el nombre del autor de una web y el nombre de su marca, lo que revelaría que los usuarios conocen a los dos por igual. Si esta persona además quiere un dominio mucho más flexible y que esté atado a su nombre pero no a lo que puede vender, el cambio es la decisión correcta.

Mi dominio actual está disponible con la terminación .com

Puede que el día que compraste tu dominio actual valorases más que coincidiera exactamente con el nombre de tu empresa que el hecho de que no acabara en .com, ya que no estaba disponible. En este caso, sigue siendo igual de importante que tu dominio coincida con el título de tu compañía, por lo que deberás considerar si te merece la pena el coste, tiempo y trabajo de trasladar toda tu página web a un dominio nuevo simplemente por la terminación. Tu segunda opción es comprar el dominio con las dos terminaciones y asegurarte de que no lo adquiere otra empresa con la que no estás vinculado.

DISTINGUE TU MARCA DEL RESTO

Antes de adquirir un dominio, investiga tus opciones y estudia tu plan de negocio para asegurarte de que indica lo que vendes sin crear ninguna confusión.

Utilizar un dominio que no refleje tus productos ni tus servicios de manera clara te perjudicará en los resultados de búsqueda. Lo más práctico es que tu dirección web coincida exactamente con el nombre de tu compañía porque así es cómo te van a buscar los usuarios en Internet. Si hacen clic en un enlace a tu página y después comprueban que no contiene lo que esperaban, abandonarán la web inmediatamente y el negocio sufrirá.

EVITA ATRAER A LA AUDIENCIA EQUIVOCADA

La compra de un dominio antes de definir claramente el negocio o los cambios en el tipo de productos o servicios que vende una marca pueden derivar en un problema: que lleguen usuarios a tu web pensando que iban a encontrar algo distinto y abandonarán la pagina rápidamente, lo que perjudica tus resultados en búsquedas. Si la compañía con la que te confunden no tiene nada que ver con la tuya, cambiar de dominio es razonable, pero si el negocio es parecido, estudia cómo puedes aprovechar ese tráfico con un buen diseño y una web de calidad adaptada para captar la atención de esos recién llegados desde el primer momento.

Desventajas de cambiar tu dominio

Me preocupa perder tráfico de buscadores o SEO

Es la duda más razonable. El trabajo de los últimos años te ha servido para consolidar tu web entre los primeros resultados de las búsquedas en Google y no quieres perderlo. Aunque pierdas cierto tráfico en los primeros dos o tres meses, hay numerosas herramientas (como redirigir las direcciones de la web antigua a la nueva) para minimizar este impacto. Si además eliges un dominio para tu negocio mejor que el actual, éste debería tener un impacto positivo en tus rankings y compensará a la pérdida de tráfico inicial.

Cambiar el correo electrónico corporativo

Si cambias tu dominio, también necesitarás cambiar tu dirección de correo electrónico. Esto requiere, además de avisar a toda tu lista de contactos, clientes, proveedores…, mantener la dirección antigua durante un tiempo hasta que estés seguro de que todos ellos te pueden contactar en la nueva sin que se interrumpa la comunicación y afecte negativamente a tu negocio.

 
 
 
MarketingpletoricaSEOComentario