15 cosas que comprobar antes de publicar tu página de Squarespace

 
Foto:  Brooke Cagle

Has terminado el trabajo de diseño y configuración de tu página web, todos tus productos están listos en la tienda online, todos tus servicios tienen una página dedicada, has redactado tu página de contacto… es el momento de repasar que todos los elementos de una página web sólida y rentable están implementados listos. Estas son todas las comprobaciones que te recomendamos antes de publicar tu página de Squarespace.

1. Edita el contenido una vez más

Una de las mejores maneras de transmitir la calidad de tu trabajo es que tu página web, tu tarjeta de presentación ante posibles clientes, tenga un contenido impoluto. Repasa todas las entradas de tu blog y el texto de todas y cada una de tus páginas, incluidos los títulos, para asegurarte de que no hay faltas de ortografía ni errores que disuaden a los usuarios de seguir utilizando tu web.  

2. Comprueba cómo funciona tu web en todos los dispositivos

Consulta tu dominio desde distintos dispositivos para cerciorarte de que el diseño es responsivo y funciona correctamente en todas sus versiones. Este es uno de los factores que pueden mejorar tus datos de tráfico, el nivel de participación de los usuarios y, finalmente, si éstos se convierten en tus clientes o no. Todas las plantillas web de Squarespace son responsivas por defecto, pero si has cambiado cualquier configuración después de instalarlas, es posible que afecte al diseño.

Cómo comprobar la responsividad de tu página web:

  • Abre la página en tu navegador

  • Haz clic sobre ella con el botón derecho del ratón y elige la opción “Inspeccionar”. Un panel mostrará a la derecha todo el código HTML de la web.

  • En la parte superior del panel, haz clic en el icono de un teléfono y tableta. Tu página se adaptará a la pantalla de un móvil. Si quieres cambiar la visualización, elige entre las diferentes opciones del menú superior.

  • Navega por toda la web hasta comprobar que todas las páginas funcionan correctamente.

  • Si descubres que las imágenes se solapan unas con otras, que el tamaño de la letra es desproporcionado con respecto a la pantalla, etc., puedes contactar con nosotras si necesitas ayuda técnica con estos cambios.

3. Comienza tu estrategia SEO con una buena descripción

Acude al panel de trabajo Marketing → SEO y rellena el campo titulado “DESCRIPCIÓN DE LA METADATA DEL SITIO”. En la previsualización verás cómo aparecerá ese texto en los resultados de búsqueda. En este artículo repasamos cómo escribir descripciones efectivas que comuniquen a los usuarios qué contiene tu página web por qué les interesa visitarla gracias al uso de palabras clave. Aunque no contribuyan a mejorar tu ranking en resultados de búsqueda, sí influyen en las probabilidades de que los usuarios hagan clic en tu web. Cuanto mejor escritas y más convincentes, mejor. Comprueba que el resto de tus páginas, desde tu portada hasta las entradas de blog, también tienen las meta descripciones correctamente configuradas. Aquí te contamos cómo.

4. Configura Google Analytics

Solo necesitas una cuenta de correo electrónico con Google para acceder a su servicio Analytics, descubrir detalles importantes sobre el tráfico a tu página web y ajustar después tu estrategia si es necesario. Puedes vincular tu cuenta con Squarespace en el menú de Configuración → Avanzado → Servicios externos. Aquí te contamos cómo hacerlo.

5. Activa el banner de aviso sobre cookies

La regulación más reciente sobre protección de datos en la Unión Europea exige que comuniques a tus usuarios que estás utilizando cookies para conocer el tráfico a tu web. En el panel de Configuración → Cookies y datos del visitante, podrás configurarlo. Solo tienes que rellenar el campo con el texto que aparecerá en la ventana emergente, elegir si quieres que sea en una ventana o en la barra superior y el estilo oscuro o claro.

6. Desactiva las cookies de Squarespace

En el mismo panel, es necesario que desactives las cookies que emplea Squarespace porque rastrean más información de la que ahora mismo permite la regulación europea, como la localización del usuario y su dirección IP, a menos que hayan dado consentimiento —cuando hacen clic en “Ok” o “Continuar”. De esta manera, solo se recabarán esos datos si el usuario accede. En el panel de Configuración → Cookies y datos del visitante, haz clic en la opción “desactivar las cookies de Squarespace”.

7. Desactiva el historial de visitas de Squarespace (activity log)

Antes de abandonar la ventana anterior, asegúrate de que no está marcada la opción “Habilitar el registro de actividad” ya que no cumple con la regulación europea actual.

8. Optimiza tus imágenes

Comprueba que las fotografías y gráficos que publiques en tu web no son excesivamente grandes para evitar que ralenticen la velocidad de carga de tu página. En este artículo te recomendamos varios recursos para comprimir los archivos manteniendo la resolución máxima y que no caiga la calidad de tu web. Además, las imágenes son un recurso para tu estrategia de posicionamiento SEO: verifica que todas tienen asignado un nombre de archivo.

9. Repasa las integraciones con otros servicios

Accede a tu página de contacto y prueba a enviar un email como si fueras uno de tus clientes para confirmar que te llega a la cuenta de correo adecuada. Si además has integrado un sistema para que tus usuarios se registren con su correo para suscribirse a una newsletter, haz todas las comprobaciones necesarias hasta cerciorarte de que la integración funciona al 100%.

10. Comprueba que funcionan todos los links

Los errores en los enlaces pueden estropear la experiencia del usuario y perjudicar al tráfico en tu página web. Te recomendamos que accedas regularmente a Dead Link Checker para revisar que todos los enlaces funcionan correctamente. También puedes instalar esta extensión de Google Chrome, Check My Links.

11. Elimina las fechas de los enlaces de tu blog

El sistema de publicación de Squarespace incluye las fechas de publicación en la URL de tus entradas de blog, justo antes del texto que coincide con el título de cada una de las entradas. Esto tiene dos consecuencias. La primera es que la dirección queda atada a la fecha de publicación incluso si continúas actualizando el contenido después. La segunda es que la URL se convierte en un enlace muy largo. Para configurar la dirección sin la fecha, accede a Configuración → Blog y edita el campo donde pone “Formato de la URL de Publicación”. Debería quedar únicamente “%t”, que corresponde al título de la entrada.

12. Activa la opción de AMP

Squarespace te da la opción de activar una versión simplificada de tus entradas de blog para que funcionen aún mejor en dispositivos móviles. AMP son las siglas de “Accelerated Mobile Pages” y dado que aumenta la velocidad de carga de tus entradas de blog, también beneficia a tu estrategia de posicionamiento SEO. Para activar esta opción, accede a Configuración → Blog y activa “Usa AMP” al final de la página.

13. Añade un favicon

Gracias al favicon tus lectores puedan identificar tu página al ver el logo de tu marca en la pestaña del navegador o en su lista de marcadores y favoritos. Este pequeño detalle puede ayudarte a construir tu imagen de marca y es hoy en día un elemento obligatorio en cualquier web. Aquí te contamos por qué. Para añadirlo a tu web, accede al panel de Editor de Estilo → Logo y título y carga tu archivo en el campo correspondiente.

14. Configura una imagen de reemplazo para redes sociales

En el mismo panel anterior tienes la oportunidad de cargar también una imagen que aparecerá siempre que compartas en las redes sociales una entrada de tu blog o una página que carezca de una fotografía de miniatura. Así puedes asegurarte de que sigues controlando tu imagen de marca incluso cuando no seas tú quien comparta tus enlaces.

15. Selecciona las redes sociales para compartir tu contenido

Facilita que tus lectores y clientes comparten todo lo que publicas en las redes sociales. En tu panel de trabajo de Squarespace, accede al panel de Marketing → Botones de compartir y selecciona todas las redes sociales que quieras. Sus iconos correspondientes aparecerán después al final de tus entradas de blog y debajo de las descripciones de los productos.

 
 
 
DiseñopletoricaSEOComentario